vergonyes en sí mateixes

(…) El gesto era para Kafka sin duda lo más inabarcable. Cada uno de ellos significaba un telón, o más aún, un drama (…) K. retira de los soportes tradicionales del ademán para quedarse con un objeto de reflexión interminable (…) W.B